FISIOTERAPIA Y OSTEOPATIA EN EL CÓLICO DEL LACTANTE

El cólico del lactante resulta un problema que desespera a los padres en las primeros momentos de vida de su hijo, se trata de una problemática bastante frecuente y que lleva a los padres a buscar todo tipo de consejos médicos y terapias alternativas para poder aliviar a sus pequeños.

Debemos actuar desde la tranquilidad de saber que es un problema pasajero y que no conlleva riesgo alguno el esperar a que se pasen por sí solos, pero desde el punto de vista de la fisioterapia y la osteopatía en Anfis Fisioterapia podemos ayudar a los bebés (y por tanto a los papás) a hacer este problema más llevadero.

 TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA:

Consiste fundamentalmente en la aplicación de un masaje abdominal son suaves movimientos que tonifican el intestino del bebé ayudando a eliminar gases y mejorando el estreñimiento.

Las manos se colocan a buena temperatura en el vientre del bebé de forma relajada haciéndole saber que ha llegado el momento del masaje. Los pasos básicos a seguir son:

  1. Movimientos de arrastre con las manos planas, desde craneal hasta caudal.

 

2. Deslizar pulgares hacia los laterales partiendo del centro del vientre

 

3. «U» invertida

4. Círculos en el abdomen en sentido de las agujas del reloj

5. Hacer la bicicleta: flexionando las piernecitas del bebé hacia su tripa. Las dos        a la vez y después alternativamente

  1. Terminar con la posición de «Tumbado sobre nuestro antebrazo». Colocamos al bebé boca abajo sobre el antebrazo de manera que nuestra palma de la mano quede a la altura de su pecho/cabeza, si no lo abarcamos podemos usar también el otro antebrazo. Seguidamente le mecemos o le hacemos rebotes rítmicamente.

 

  TRATAMIENTO OSTEOPÁTICO:

Debe ser realizado por un fisioterapeuta-osteópata especializado y consiste en un conjunto de técnicas manuales suaves cuya finalidad es mejorar la funcionalidad visceral y craneal del bebé otorgando el equilibrio adecuado al conjunto.

Durante el parto la cabecita del bebé, en su paso por el canal pélvico, va sufriendo presiones por diferentes puntos dando lugar a “solapamientos”  entre los distintos huesos del cráneo. Estos solapamientos suelen desaparecer en las primeras semanas de vida hasta que la cabecita se redondea por sí sola, pero a veces estas deformidades permanecen por distintas causas pudiendo alterar algunos nervios que salen del cráneo.

Uno de estos nervios es el “VAGO O NEUMOGÁSTRICO” responsable entre otras de que funcionen correctamente el estómago y el intestino del bebé. Es por ello que hemos de tratar las diferentes partes del cuerpo por donde este nervio pasa, empezando por la cabeza.

Los papás no deben desconfiar de este tratamiento ya que se trata de manipulaciones muy suaves que al bebé no le producirán ningún tipo de dolor. La terapia ideal sería combinar el tratamiento de fisioterapia con el de osteopatía ya que sería una terapia más completa y además acostumbraríamos a nuestro bebé de los numerosos beneficios del masaje y le servirá como un estupendo método relajante.

Queremos agradecer a nuestro modelo su colaboración para este artículo.

Fisioterapeuta: Lourdes Guirado

Colegiada nº: 4651

About the author: ana

Leave a Reply

Your email address will not be published.Email address is required.